jueves, 17 de junio de 2010

Libreto el gato con botas

EL GATO CON BOTAS

UNA ÓPERA DE MAGIA Y MISTERIO

XAVIER MONTSALVATGE

PERSONAJES:

GATO CON BOTAS

PRINCESA

REY

MOLINERO

OGRO

Acto I°

1er cuadro Telón grande arriba

1. Obertura

Telón se abre

2. Dúo Molinero y Gato

Molinero

- Mirad si soy desgraciado teniendo tan pobre herencia un gato.

Gato

- Un gato.

M. - Un gato triste y delgado como toda providencia.

G. - Con este triste legado ¿qué le queda rehacer?

M. – Con este pobre legado tan solo me queda hacer asarlo para comer y con su piel que aun vale algo hacerme un gorro de hidalgo.

G. – Con mi piel que aun vale algo hacerse un gorro de hidalgo.

M. – No se va a dejar coger no se va a dejar coger.

G. – (Para sí mismo) Escúchame amo mío no tengas ningún temor que mi zarpa con mi amor es blanda como el rocío. Pero escúchame señor mío aunque prodigio parezca lo que tu gato te ofrece.

M. - ¿Me o freces algún dinero?

G. - Yo ofrezco a mi molinero la vida que se merece.

M. - ¿Qué me ofreces caballerito?

G. - Sortija de princesa que es regalo bonito, que es regalo bonito.

M.- Que es regalo bonito, que es regalo bonito. ¿Qué te he de dar para esto?

G.- Unas botas, sombrero, ¡una espada de hueso, una espada de hueso!

M.- ¡Una espada de hueso, una espada de hueso! ¿Y qué otras cosas? ¿Y qué otras cosas Capita de raso?

G.- Y hebilla de plata en las botas. Este gato que te habla te traerá una princesa dentro de una esmeralda. Y unas trenzas dormidas con mis patas deshechas unas trenzas heridas.

M. – ¿Unas trenzas dormidas, unas trenzas heridas?

G. - Botas he de encontrar para andar todo el día y la noche, como el mar.

M. – Botas he de buscar para andar todo el día y la noche, como el mar.

Telón

Fin del 1er cuadro.

2° cuadro

1. Introducción

Telón arriba

2. Recitativo (Molinero)

M – No sé qué querrá hacer mi gato con capa carmesí y con una espada, ni sé cómo podrá calzar las botas y ponerse un sombrero con la pluma grana. ¡Qué animal más extraño! con su voz de mujer y con su modo de hablar quizá sea una maga de las que salen en los cuentos de los niños y viven en el hogar dentro las llamas. En fin aquí está la capita grana, que he robado a un joven rubio que volvía cantando muy borracho a su morada; el sombrero lo he cogido del perchero de la taberna y además hice la espada puliendo el hueso de un caballo que de muermo murió la otra semana.

3. Dúo (Molinero y Gato)

G. – (Desde el interior) Estaba el señor don Gato, olé plum…

M. - ¡Es él! ¡El gato!

G. - …sentadito en silla de oro, ¡olé pum! Ha recibido un recado ¡olé, cataplum, cataplum! Si quería ser casado, ¡olé plum, cataplum, cataplum! ¿Está ya todo mi amo? ¿Ya tengo capa y espada?

M. – Todo está. Va armar un lío de espanto si con esto pretende triunfar.

(Aparece el Gato ataviado con capa y sombrero. Anda orgulloso y majestuosamente)

G. – Pues échamelo enseguida que ya el sol empieza a calentar. Ya gobierna Don Gato ¡olé plum, sentadito en silla de oro, olé plum!

(El Molinero le señala y hace esfuerzos por contener la risa. El gato le saluda con grandes reverencias)

M. – (Para sí mismo) (¡Valiente facha!) ¿Con todo esto qué vas a hacer?

G. – Al bosque voy y mal iría si no cazara al menos un conejo. Y esto será el principio de tu fortuna.

M. - ¡Mucho me cuesta creerlo!

G. – Déjame hace y verás. No te arrepentirás.

M. – En ti confío.

(Mientras canta el Gato, aparece un conejo blanco, que evoluciona atraído por los dibujos que aquel hace con su espada en el aire)

4. Canción (Gato) y danza de conejos

G. – Estando de camino cansadito de andar a la sombra de un árbol me puse a descansar. Mientras descansaba por allí pasó un blanco conejito, me enamoró; dorados son sus ojos blanco su color hermosa su figura así la quiero yo. Mientras descansaba por allí pasó y este gatito astuto, ¡ay! lo cogió.

(Aparecen tres conejos, que con el que hay en escena evolucionan al conjuro de la espada del gato. Hay que tener presente, no dar a este baile una interpretación demasiado infantil. Los conejos deben ser fantásticos y su indumentaria puramente simbólica. Los conejos van detrás del gato, fascinados por su espada. Desaparecen todos en el momento que cae la cortina).

Telón.

Fin del 2° cuadro.

3er cuadro

1. Introducción

Telón arriba

2. Canción (Rey)

(El Rey tiene a su lado a la Princesa. Está sentado en su trono y le rodea una fantástica corte de pajes, bufones y damas)

Rey – No pasa nada en mi reino; no hay guerras, la paz es firme.

(El Rey es sordo y aplica a menudo una trompetilla en su oreja)

R. - Mis diez soldados a pie y tres de a caballo siguen con sus espadas durmiendo que sus vainas roncan tristes con turbio sueño de herrumbre ¡despertarse a los clarines!

(Se oyen voces y algarabía)

R. - (Grandilocuente, puesto en pie) ¡La guerra! ¡La guerra! Adelante, pechos firmes, demostrad al invasor vuestro valor mis mastines. ¡Loor y gloria al ejército de la patria vencedor!

(Aparece el Gato con los conejos que le siguen. La Corte demuestra su extrañeza por la curiosa comitiva. El Capellán se persigna horrorizado y el Bufón da volteretas con alegría. El Gato se presenta al Rey con grandes reverencias)

3. Lento-Recitativo (Gato-Princesa-Rey)

G. - Perdonad Majestad que un gato humilde os venga a saludar.

Princesa.- Decidnos quién sois.

G. –Solo un gato pequeño vestido a lo español. Del Marqués mi amo os ofrezco mis respetos de sus grandes cazas traigo estos conejos.

P. – De un Marqués nos trae estos conejos.

R. - ¿Qué dice? ¿Conejos trae? Delicado plato ¿Y los ha cazado este lindo gato?

G. - El Marqués mi amo; yo soy su criado.

P. – No, un Marqués ha hecho una cacería, Señor y estas piezas galante envía.

R. - ¿Nos dice que trae también un venado?

G. – Está a vuestros pies. Para él amaros es el único precepto.

R. - ¡Ah! Decid al Marqués que muy obligado me tiene su afecto.

(Mientras se desarrolla el diálogo que sigue, el Rey, en escena de mímica grotesca, pide la aparición del Cocinero. El Cocinero aparece y contempla los conejos, como preparándose para guisarlos. Al verlo, los conejos huyen pegando botes y él los persigue. Alegría del bufón y persignaciones del Capellán)

P. - ¿Qué es ello?

G. - Algo más encarga a mí, su criado.

P. - ¿Un recado?

G. - Me ha escrito un recado. A vos lo dirige.

P. - Leed si queréis. ¿Qué escribe el Marqués?

G. - Al punto señora.

P. - ¡Qué gato! más lindo, cumplido y cortés.

4. Canción (Gato)-Trió (Gato-Princesa-Rey)

(El Gato saca un largo papel que llevaba enrollado y, ante la expectación de todos, lee)

G. Cuando vuestra mano llegue hasta estos labios míos en vuestros dedos tan fríos serán clavel sobre nieve. Así como el sol se atreve con la flor recién cortada, o a quemar la luna helada en sus jardines de invierno este corazón tan tierno está loco en tu enramada. Así como el alto azor deshoja en flor la paloma, o el viento más frío asoma y enciende en cerezo en flor. Tus ojos señora mía, tal me están martirizando que mi corazón quemando clavel de sangre os envía.”

(La Princesa se acerca al Gato y canta con él)

P. – Di que pido a esta paloma nieve y luz para mis manos que estos ojos inhumanos piden al jazmín su aroma, que este fue algo que me toma no enciende vanos rubores.

G. – De vuestros ojos se asoma un blando fuego que os toma y habla de vuestros amores.

P. - Dile lo que carmesí esta mejilla te enseña di que su alma vuela y sueña y arde dentro de mí.

G. - Diré lo que carmesí vuestra mejilla me enseña que en vos su alma vuela y sueña y me lo decís a mí.

(El Rey se levanta como para despedir al Gato)

R. – Gato, a vuestro señor expresad mi gran contento.

G. – (Saludando ante el Rey) Vuestro agradecimiento es para él un honor.

(El Gato se inclina ante el Rey, besa la mano de la Princesa y se va ceremoniosamente. Al caer el telón, todos saludan inclinándose al Gato, menos el rey que permanece arrogante en su trono)

Telón lento.

Fin del 1er acto.

Acto II°

1er cuadro

1. Interludio

2. Recitativo (Gato y Molinero)

G. - Debierais entrar al río y nadar un poco en él.

M. - ¡Ay querido gato fiel, que moriré del frío!

G. - Sed obediente amo mío y me lo agradeceréis. Hemos de esperar al Rey que viene con la Princesa por el caminito viejo verde con flores pequeñas. Amo. ¿Estáis bien dispuesto? La comitiva se acerca, al agua señor, ya es hora. Es tibia el agua quieta. Gritad al entrar, señor.

M. – Sí que lo haré, tú no temas.

(El Molinero representa echarse al río)

M. - ¡Socorro!

(Mientras el Gato canta estos compases, empieza a acudir gente de la Corte y los últimos el Rey, la Princesa, el Chambelán, el Fraile, el bufón, etc., etc.)

3. Canción (Gato-Rey-Princesa)

G. - (Atropelladamente) ¡Socorro! ¡Socorro! ¡Se ahoga mi señor! El agua se lo lleva ¡socorro por Dios! ¡Por estas riberas morirá aquél Marqués si alguien no acude! ¡Socorro! ¡Corred!

R. - ¿Qué demonios pasa con tanto gritar?

G. – El Marqués estaba bañándose aquí; mientras se bañaba bracear lo vi. Gritaba ¡Socorro! ¡Con un gran pavor! Se llevó su gorro el agua. ¡Qué horror!

(Mientras canta el Rey, el Capellán con mímica expresiva parece clamar el favor del cielo. El bufón hace nerviosas piruetas)

R. - (Dirigiéndose al Chambelán) Criados de casa idlo a salvar. Por vida del cielo mi buen Chambelán mirad si sus ropas mojadas están y hasta si es preciso el traje le dais; id, id, ¿qué esperáis? ¡Estúpido zote! ¡Siempre papa moscas como un monigote!

(El Chambelán intenta evitar que unos pajes le desnuden, por orden del Rey)

P. - (En primer término, aparte para sí misma) ¡Pido a Dios que esta tarde pare el río o bajo el puente; que mil raíces a él vayan y se beban la corriente! Que tengo las sienes frías y las rosas se han ido de mis mejillas.

4. Adagio (Molinero-Gato-rey)

(Aparece el Molinero vestido con el traje del Chambelán)

M. - (Inclinándose ante el Rey y la Princesa) ¡Mi señora! Señor.

R. - Un buen mozo es.

G. - (Saludando, el sombrero roza con su pluma al suelo) Permitid que ahora presente al Marqués.

R. - Venid mi señor, Marqués de Carabás.

G. – Señor si queréis seguirme al palacio de mi amo el Marqués.

M. - ¡Ahora qué lío nos vamos a hacer!

R. - ¡Partamos tras él, trompetas tocad nuestro noble himno. ¡Mi Marcha Real!

(El Rey aplica la trompetilla a su oído. Suena la marcha y al cabo de un rato de escuchar, llega a oírla vagamente. Adopta un aire majestuoso y grotesco y sale seguido de la Corte. Los últimos de la comitiva son el Molinero y la Princesa. Él le ofrece galantemente el brazo. En el último momento comparece el Chambelán, semidesnudo, que queda estático con aire de resignación)

Baja el telón.

Fin del 1er cuadro.

5. Interludio

2° cuadro

Telón

1. Solenne (ogro)

(El Palacio encantado del Ogro. Al fondo un gran trono en el que este permanece sentado durante toda la escena)

Ogro – Cuando mi nariz es una berenjena que he rellenado con mucho tintorro, cuando he bebido sin tasa ni ahorro ríos de mi viña, mares de la ajena y cuando levanta su viñaza al sol yo bebo un trago largo, un trago en su honor. ¡Bien va! ¡Bien va! El hombre que bebe ¡Bien va! ¡Bien va! Hasta reventar, el hombre que bebe hasta reventar, hasta reventar, ¡ja, ja, ja, ja, ja, ja!

(Esgrimiendo una gran copa de vino)

O. – Cuando en verde rol yo me he convertido en el mes de Agosto por picar la uva y hasta convertido en avispa, he bebido racimo vino soy borracho en la cuba en lo alto el sol. Vino claro es ya, yo en su honor me harto de brindar, yo en su honor me harto de brindar. Cuando mi nariz es una berenjena que he rellenado con mucho tintorro cuando he bebido sin tasa ni ahorro ríos de mi viña, mares de la ajena y cuando levanta su viñaza al sol, yo bebo un trago largo, un trago en su honor. ¡Bien va! ¡Bien va! El hombre que bebe ¡Bien va! ¡Bien va! Hasta reventar, el hombre que bebe hasta reventar, hasta reventar, ¡ja, ja, ja, ja, ja, ja!

2. Piu mosso (Ogro-Gato)

(Entra el Gato silenciosamente. Avanza hasta hacer una ceremoniosa reverencia ante el Ogro)

O. - ¿Quién eres bestia menguada, pequeño mamarracho? ¿Chinche disfrazada?

G. – Señor yo solo por veros vengo de muy lejos, sin gozar reposo. Dicen que en más bestia podéis convertiros, en perro, gacela, en liebre o león. Yo tan solo quisiera pediros, porque no lo creo, una exhibición.

O. - ¡Basura! ¡Que haya de mi poder tú das! ¡Una cosa odio inmundo gatejo y esto par de morros con bestias tozudas! ¡Ah prestad atención! voy a convertirme en fiero león.

(Mutación de la escena. El trono desparece tras unas cortinas que se cierran. Al abrirse de nuevo las cortinas aparece en el lugar en el trono que ocupaba el Ogro, un león)

3. Vigoroso

Danza del león.

4. Tempo I (Ogro-Gato)

(El león de un salto, se instala de nuevo en el trono del Ogro, mientras las cortinas se cierran)

O. - ¡Ja, ja, ja, ja, ja, ja! Gatito sarnoso ¿Qué queréis más de mi?

G. - ¿Y en loro o canario os podéis convertir?

O. - ¡Aun necias dudas osas proferir, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja!

(Mutación de escena de nuevo. Se descorre la cortina y en el lugar del Ogro, parece un papagayo)

5. Calmo

Danza del papagayo.

(Se cierran rápidamente las cortinas y vuelven a abrir con el Ogro sentado en el trono)

6. Tempo I (Ogro-Gato)

O. - ¡Ja, ja, ja, ja, ja, ja! ¿Aún no crees en este portento?

G. - Que de animal grande hagáis lo comprendo, que os convertáis en loro o león. ¿Pero que lo hagáis en mosca o ratón? La verdad señor casi no lo entiendo.

O. – Pues puedes mirar que una rata vas a contemplar.

7. Vivo

(Una vez más se cierran las cortinas delante del ogro. Se abren por última vez las cortinas apareciendo sentado al pie del trono un pequeño ratón. El pequeño ratón evoluciona seguido por la mirada del Gato. El Gato persigue brevemente al ratón. Lo alcanza, y este muere de un golpe de la espada del Gato, en primer término de la escena. En este momento entra el Rey seguido de toda su comitiva. El Gato les recibe con la espada en lo alto)

8. Calmo (Concertante)

G. – Majestad, como Intendente del Palacio del Marqués con respeto reverente su Estado os pongo a los pies.

(Todos saludan ceremoniosamente al Gato)

P. – Hermoso y galano es el Marqués. Hermosa y galana la Princesa es. Ojalá mi mano pidiera después de esta gran fiesta que nos va a ofrecer.

M. – Es blanca su mano, breves sus pies y en su voz suave dulzura de miel.

G. – (Dirigiéndose al Molinero) ¡Mi querido amo hoy ya sois Marqués nada os ha costado y ahora veréis que pronto os hago yerno de este Rey!

R. – (Dirigiéndose a la Princesa) Pobre como una rata en mi reino estoy. Mi trono un judío me lo hipotecó. ¡Hija este hombre conviene a los dos!

M. – Bien pronto su mano la pediré yo.

R. - ¡Hermoso Palacio pícaro Marqués!

G. – Mi querido amo ya tenéis amor, hermosa es la dama de buen corazón.

P. – Su aire es gallardo su rostro mejor. Creo que me ama con un buen amor.

M. – Llamas acarician a mi corazón y este fuego arde dentro de los dos.

R. – Ojalá tu mano pidiera después de esta gran fiesta que nos va a ofrecer y después de todo es un buen galán parece muy tonto más que el Chambelán.

G. – Esta boda creo conviene a los dos. Vuestra alma percibe un dulce hablar, nuestro pecho ardiente jadeando está ¡por Dios la boda se ha de celebrar!

P. – Cierto que me ama lindo galán que va bien vestido como chambelán.

M. – Este fuego arde y me he de casar. Que mi pecho ardiente jadeando está ¡por Dios la boda se ha de celebrar!

P. – Padre ¡la boda se ha de celebrar!

R. – ¡Por Dios la boda se ha de celebrar!

(Vacilante y tímido, el Molinero se dirige al Rey)

M. – Señor, yo… quisiera hablaros a solas…

(El Capellán intenta hablar en voz baja, en la trompetilla del Rey. Este que no se ha enterado de nada, finge haberle comprendido)

R. - ¿Eh? ¿Qué dice? ¡Ah ya, ya, ya, ya, ya! Por Dios hijo mío, cesa por Dios, a ella gustoso por mujer te doy. (Dirigiéndose a toda la corte) Tan gran día alegres, ¡todos celebrad! con bailes de bodas. ¡Músicos tocad!

9. Tempo di Polonesa

(Toda la corte se prepara para iniciar una contradanza. La Princesa baila con el Molinero y el Gato con el Rey. Terminada la danza, todos van desfilando delante del Gato, que les saluda ceremoniosamente. El Gato se ha quedado solo. Desperezándose, se dirige al Público.

La escena se oscurece y solo un proyector azul ilumina al Gato)

10. Calmo (Gato)

G. – El cuento ha acabado y mi misión también. En el trono quedo pues me protege él y en tanto la fiesta sigue las bodas van a empezar en el trono que he ganado olé plum, puedo ahora descansar.

Baja el telón. Fin.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada